El pasado domingo desafiamos al clima para salir de excursión. Aunque el grupo se vió mermado por la amenaza de lluvia, finalmente no nos mojamos y  disfrutamos de un día ideal para caminar.

El entorno de Eslida, con sus alcornoqes y fuentes nos hizo muy ameno el recorrido, que disfrutamos en la mejor compañia, judokas y sus famílias.